Mi?rcoles, 01 de febrero de 2012
Publicado por OneConsulting @ 14:52  | Noticias
Comentarios (1)  | Enviar

Cuando nos planteamos la implantación de un Sistema de Gestión Ambiental basado en la norma ISO 14001:2004 nos encontramos siempre con la problemática de tener que identificar y evaluar los aspectos ambientales significativos dentro de la organización.

Lo que uno percibe cuando estos Sistemas son auditados durante la certificación es que no existe una adaptación a la realidad de la organización de la norma y que se hace un "café para todos". Al final los auditores obligan a las empresas a que desarrollen tanto una identificación de aspectos ambientales como de requisitos legales que excede la realidad de la empresa. El problema es que si en la implantación sólo identificas aquellos aspectos ambientales que están presentes dentro de la organización y los requisitos legales que debe cumplir, o bien te levantan una No Conformidad, o te llenan de observaciones.

¿ Cual es el resultado final ?

Pues que en muchos casos tanto en lo relativo a aspectos legales como a requisitos legles, nos encontramos con listados llenos de información, con una columna repleta de "No aplica". Los auditores alegan que ese "No aplica" es la evidencia de que se ha evaluado aunque ese requisito no tenga nada que ver con la empresa auditada. Con ello cada año el Sistema crece y crece ya que por el aumento de las normas aplicables, los aspectos ambientales a controlar son cada vez más numerosos.

El problema es que esto a la larga provoca en los clientes una sensación de hartazgo porque perciben que las auditorías de certificación son más un ejercicio de burocracia que una comprobación sistemática de la aplicación de la norma en una organización concreta, y personalmente los entiendo.

En mi caso esta forma de realizar el proceso de auditoría me parece que va en contra de mi principio básico en cuanto a la Gestión de la Calidad y Ambiental : LA EFICIENCIA.

Un sistema de Gestión no resulta útil cuando se pierde de vista la eficiencia como principio básico, y en ese modo de entender la auditoría está claro que a medio y largo plazo la burocratización pasa por encima de cualquier criterio económico. En una coyuntura económica como la actual, en la que ya es muy complicado hacer entender a un potencial cliente las bondades de los Sistemas de Gestión, tenemos que sumarle que los clientes ya implantados perciben que el Sistema les asfixia con un gran número de procesos administrativos que en el caso de la Gestión Ambiental puede ser enorme.

¿ Cual puede ser el camino a seguir ?

Pues en mi opinión uno bastante complicado en algunos casos que es el defender la postura de la empresa ante la Certificadora, haciendo ver al auditor que la empresa está cumpliendo con todos los requistos legales, de la norma y propios, y que todo lo que esté por encima de esto y sea innecesario o ineficiente, no proporciona ningún beneficio a la empresa y que está en contradicción con el principio de mejora continua.

Pero aqui aparece otro inconveniente, que es posible que el auditor nos de la razón, pero que al año siguiente venga uno nuevo que no opine igual, y eso que se supone que se basan en unos mismos requisitos para auditar.

Este sería otro tema interesante que tratar : los criterios cambiantes de auditoría según quién audite.

One Economic&Quality Consulting
Consultoría de la Calidad y Medioambiente-Implantación y auditoría
Diseñamos su software de Calidad y Ambiental

www.oneconsulting.es
[email protected]
https://www.facebook.com/OneEconomicQualityConsulting
https://oneconsulting.blogcindario.com/2010/04/00002-bienvenidos-al-blog-de-one-economic-quality-consulting.html

Auditor Calidad Certificado IRCA
Auditor Medioambiental Certificado IEMA


Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 22 de enero de 2013 | 18:27

Es muy interesante conocer todo esto, la verdad es que no entiendo mucho estas cosas y esta muy bien poder aprender un poco...

maria